Exposición moderada al Sol. Beneficios:

Ya hemos comentado que nuestros ancestros estaban en constante movimiento y generalmente expuestos al exterior, desde el inicio de  la luz del día, hasta que el sol se ponía.

Es sabido que en el cuerpo humano, algunas vitaminas actúan solo con la ingesta combinada  de líquidos, otras de grasas y otras con la exposición al sol.

Cada vez que te expones moderadamente al sol tus huesos se van fortaleciendo,  los rayos UV ayudan a producir vitamina D en la piel, la misma que favorece la absorción en el intestino del calcio y fósforo; entre los beneficios de exponerse al sol unos 10 minutos al día, están:

  1. Fortalece huesos y dientes.
  2. Mejora el aspecto de tu piel.
  3. Estimula la inmunidad.
  4. Equilibra el colesterol.
  5. Disminuye la presión sanguínea.
  6. Mejora la calidad de sueño.

Recomendación:

Tomar el sol, a  primera hora de la mañana, inclusive puedes aprovechar hacer tu rutina de ejercicio diario al aire libre y que no dure más de 30 minutos. Tu cuerpo y tu energía te lo agradecerán.

Eileen.

Deje su respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.